viernes, 26 de junio de 2015

26 de junio: SAN PELAYO, mártir, por Celestino Hueso, S.F.,


Hoy celebramos a otro mártir pero este no es de la época romana de los primeros tiempos. Su martirio ocurrió en Córdoba durante el califato de Abderramán III, cuando san Pelayo contaba tan solo con 14 años de edad.

Después de la batalla de Valdejunquera en el año 920 fue hecho prisionero con su tío Hermigio, obispo de Tuy. Al tal Hermigio lo soltaron con la condición de que pagara un rescate por su vida y la de su sobrino, quedando entretanto Pelayo como rehén. Pero el tío era un caradura y no regresó jamás con el rescate. Pelayo aprovechó ese tiempo para predicar a Cristo durante su cautiverio. Finalmente, y en vistas de que Hermigio no regresaba, le ofrecieron la libertad con la condición de que se convirtiera en amante de Abderramán.

Su respuesta fue que nones, además dejó claro que “soy cristiano. Lo he sido y lo seré por la gracia de Dios. Todas tus riquezas no valen nada. No pienses que por cosas tan pasajeras voy a renegar de Cristo, que es mi Señor y tuyo aunque no lo quieras”.

Murió martirizado horriblemente el 26 de Junio de 925. Es patrono de varios lugares de España.

No hay comentarios: