martes, 6 de septiembre de 2016

1 Corintios 3,10-17: La edificación del templo de Dios

La edificación del templo de Dios
3:10 Según la gracia que Dios me ha dado, yo puse los cimientos como lo hace un buen arquitecto, y otro edifica encima. Que cada cual se fije bien de qué manera construye.
3:11 El fundamento ya está puesto y nadie puede poner otro, porque el fundamento es Jesucristo.
3:12 Sobre él se puede edificar con oro, plata, piedras preciosas, madera, pasto o paja:
v13 la obra de cada uno aparecerá tal como es, porque el día del Juicio, que se revelará por medio del fuego, la pondrá de manifiesto; y el fuego probará la calidad de la obra de cada uno.
3:14 Si la obra construida sobre el fundamento resiste la prueba, el que la hizo recibirá la recompensa;
3:15 si la obra es consumida, se perderá. Sin embargo, su autor se salvará, como quien se libra del fuego.
3:16 ¿No saben que ustedes son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?
3:17 Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él. Porque el templo de Dios es sagrado, y ustedes son ese templo.

No hay comentarios: