miércoles, 22 de mayo de 2019

22 de mayo: Santa Rita de Cascia

22 de Mayo: Santa Rita de Casia, por Celestino Hueso SF


Bueno, hoy es Santa Rita de Casia, una mujer que quiso ser monja desde chiquinina, pero sus padres no estaban por la labor y ella, hija obediente, renunció a sus deseos para casarse con Pablo, el demonio encarnado, que le dio una vida de perros, cargándose él de enemigos al mismo tiempo.
Rita con su ejemplo, su dulzura y, sobre todo, sus rezos, consiguió cambiar el corazón de su esposo, pero no el de los enemigos que se había agenciado que terminaron matándolo.

Nuestra santa quedó con dos hijos que prometieron vengar la muerte del padre; por más que insistió la madre en que los rencores no traen nada bueno, no pudo sacarles de la cabeza ese deseo de venganza y, finalmente, no viendo otra alternativa, pidió a Dios que se los llevara antes de permitir que se convirtieran en asesinos.

No sabemos si Dios la escuchó pero los hijos estiraron la pata uno detrás del otro.

Según cuentan, una vez sola, Rita ingresó como monja en las agustinas de forma milagrosa pues habiendo sido rechazada en un principio, tuvo una visión y la llevaron al convento San Juan Bautista, San Agustín y San Nicolás, de quienes era muy devota. Con semejantes padrinos las superioras terminaron por agachar la cabeza.

El Señor le colocó el estigma de una espina en la frente que la acompañó toda la vida, haciéndole sufrir muchísimo. Alcanzó fama por sus milagros en favor del prójimo, mientras para sí misma sólo buscó cargar los dolores de los demás.

Del monasterio de Casia pasó a la eternidad en 1457.

Se la tiene como patrona de las causas desesperadas y de las cosas imposibles porque, como hemos visto, en su vida consiguió superar dificultades que parecían insalvables. Eso sí, imposibles no consiguió ninguno.

+ SOBRE SANTA RITA DE CASCIA