martes, 15 de agosto de 2017

¿Es bíblica la Asunción de la Virgen María?, por Jesús Urones



Una de piedras de tropiezo que encuentra el protestante o alguien miembro de alguna secta  de impronta cristiana cuando busca convertirse a la fe católica, son los dogmas marianos; por ello, nos critican que estas doctrinas no son bíblicas.

Debemos saber dar la respuesta a estas objecciones para demostrar que conocemos nuestra fe, leemos la Biblia y nuestras creencias no contradicen la Escritura.

Expondremos los principales motivos biblicos por los cuales la Iglesia definió el dogma de la Asunción.

— Magisterio de la Iglesia sobre la Asunción

El Papa Pio XII en 1950 en la Constitución Munificentisimus Deus definió el dogma con estas palabras:

"Después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces y de invocar la luz del Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte; para aumentar la gloria de la misma augusta Madre y para gozo y alegría de toda la Iglesia, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra, pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que La Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen María, terminado el curso de su vida terrenal, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo".

El Catecismo viene a recoger esta misma enseñanza en su numeral 966:

966 "Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo y enaltecida por Dios como Reina del universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los señores y vencedor del pecado y de la muerte" (LG 59; cf. Pío XII, Const. apo. Munificentissimus Deus, 1 noviembre 1950: DS 3903). La Asunción de la Santísima Virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos:

"Asunta"

El dogma de la asunción no define ni entra a valorar si María murió o no, simplemente enseña que fue asunta al cielo en cuerpo y alma. Es importante recalcar la palabra ASUNTA es decir, "fue llevada", no subió por su propio poder, fue su Hijo quien la subió.

En su asunción se enseña como nosotros también resucitaremos y como participamos de la Resurrección de Cristo, sin embargo nosotros haremos esto al fin de los tiempos mientras María por su privilegio y singular gracia fue la primera en participar de esto.

Ahora bien, ¿De donde sacó esta doctrina la Iglesia? ¿La inventó o tiene un sustento biblico?

— La Asunción de María en las Escrituras

1) María como Arca de la Alianza

Salmo 131,8: Levántate, Señor, a tu reposo, tú y el arca de tu santificación:

!Estas palabras", dice San Alberto Magno, "se cree fueron dichas figuradamente de María, cuyo cuerpo fue arca de Cristo; pero el cielo no posee una figura, sino sólo la realidad"

En el Nuevo Testamento el arca es María:

2 Samuel 6:4 vs Lucas 1:41
2 Samuel 6:2vs Lucas 1:39
2 Samuel 6:9 vs Lucas 1:43
Éxodo 40:34 vs Lucas 1:35
Hebreos 9:4 vs Hebreos 3:1, Juan 6:51

"Entonces fue abierto el Templo de Dios, el que está en el cielo, y fue vista en su Templo el Arca de Su Alianza; y hubo relámpagos y voces y truenos y terremoto y pedrisco grande". Ap 11,9

Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Ap 12,1

Esa mujer del Apocalipsis es el arca que vio Juan en el Templo de Dios, es decir en el cielo, de manera que aqui se identifica a María con el Arca de la nueva alianza. Algo que si lo vemos tiene su sentido, pues el arca contenia el maná, el pan de Dios al pueblo de Israel, María llevó en su seno a Cristo.

Si Juan ve el arca en el Cielo y lo identifica con mujer, quiere decir vio una mujer, la que dió a luz a Cristo Apoc 12,5 su Madre, María Santisima.

2) Maria como Reina

"Hijas de reyes hay entre tus escogidas, a tu derecha está la reina entre oro de Ofir", Salmo 45,10.

En el antiguo testamento la madre del Rey era a quien se conocía como Reina Madre o Gebirah:

"Betsabé entró en la casa de Salomón para transmitirle el pedido de Adonías. El rey salió a recibirla, se inclinó delante de ella y luego se sentó en su trono. Pusieron un trono para la madre del rey, la que se sentó a su derecha", 1 Reyes 2:19

"Di al Rey y a la Reina Madre: Siéntense en el suelo, porque ha caído de sus cabezas su corona gloriosa", Jeremias 13,18

Este título se usa también en Jeremias 29,2 para referirse a madre de Jeconias como reina y en 2 Reyes 10,13 para designar a la reina madre de Ocozías.

Si las madres de los reyes del Antiguo Testamento fueron Reinas, ¿por qué María no puede serlo? Ella, con más motivo aún es la Reina, por ser madre del Rey de Reyes y Señor y de Señores.

El Salmo 45, es un salmo mesiánico, se aplica a Cristo, veamos algunos versículos:

"Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino", Salmo 45,6
"Mirra, áloe y casia exhalan todos tus vestidos; Desde palacios de marfil te recrean", Salmo 45,8

Si este salmo se le aplica a Cristo (versículos 45:6 y 7) entonces la reina es su madre y está a la diestra de Cristo. Como Cristo está en el cielo, el trono de la Virgen debe estar en el cielo, a la diestra de su Hijo, teniendo una posición privilegiada con respecto al resto de la mies “ o los que son de Cristo” .

De este modo, María forma parte de las primicias de la resurrección, para que así el reino mesiánico tenga un Rey, Jesucristo, Rey de Reyes y Señor de Señores, y una reina madre, María Santisima.

Cuando dice “oro de Ofir” (Salmo 45,10) se debe ver como vestiduras relucientes. Recordemos que en las Escrituras el Oro de Ofir es muy apreciado ( Isaias 13:12, Job 28:16) Esto si se junta con :

"Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad", 1Corintios 15,53

"Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas", Ap 12,1

"¿Quién es ésta que se muestra como el alba, Hermosa como la luna, Esclarecida como el sol, Imponente como ejércitos en orden?" Cantares 6,10

"Vestida de sol", "vestida de oro de ofir", "vestida de inmortalidad", tres expresiones que se identifican: el oro es incorruptible y brilla como el sol. Todo eso nos situa a María como Reina, al lado del Rey en el cielo y nos prueba que este Salmo es perfectamente aplicable a Maria Santisima.

3) No es el único caso en las Escrituras

En las propias Escrituras encontramos casos de personas que han subido al cielo:

“Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. El le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; mas si no, no. Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino”, 2 Reyes 2,9-11

“Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios”, Génesis 5,24

“Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios”, Hebreos 11,5

"Después nosotros, los que vivamos, los que quedemos, seremos arrebatados en nubes, junto con ellos, al encuentro del Señor en los aires. Y así estaremos siempre con el Señor", 1 Tes 4,17

Dice la Escritura que por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, si la fe de Enoc fue el motivo de ser llevado al Cielo, ¿Porque no podemos pensar en la fe de María, la primera cristiana, la primera en aceptar la voluntad de Dios, con ese famoso "Hágase en mi" como el motivo para que ella fuera asunta al Cielo? Al fin y al cabo el dogma de la asunción es una conclusión lógica de los anterios dogmas, si es Madre de Dios, e Inmaculada, y consagrada a Dios, o sea Virgen, era lógico Dios quisiera se fuera con él y más si Dios mismo fue su Hijo....

No hay comentarios: