miércoles, 22 de mayo de 2013

ARTE: Trinidad, por Alberto Durero

Trinidad 1511
Alberto Durero 
Series de Grabados
39,2 x 28,4 cm.
Xilografía Europea

Esta interpretación de la Trinidad de Alberto Durero nos muestra una visión celestial en la que Dios Padre recoge en un gesto patético el cadáver de su hijo tras la crucifixión. Los ángeles observan con gesto grave la escena y recogen los instrumentos de la Pasión de Cristo. El cuerpo desmadejado de Cristo parece resbalar sobre las rodillas de Dios, que lleva una capa pluvial. Los angelitos recogen los extremos de la capa, por lo que su aspecto es el de un baldaquino que arropa a Cristo.

Durero realiza una composición en la que parece vibrar la lluz, con brillantes toques en los cuerpos, el halo resplandeciente de Dios y la paloma, aunque donde el contraste obtiene las cotas más hermosas es en las blanquísimas nubes que se rizan contra el fondo oscuro de la imagen.


No hay comentarios: