jueves, 16 de mayo de 2013

17 de mayo: SAN PASCUAL BAILÓN




Pascual Bailón Yubero nació en Torre-Hermosa, reino de Aragón, el 24 de mayo de 1540, en la fiesta de Pentecostés, llamada en España "Pascua del Espíritu Santo”, de ahí que le dieran el nombre de Pascual. Murió en Villa Real, Castellón, el 15 de mayo de 1592, cuando también se celebraba la fiesta de Pentecostés.

Sus padres, Martín Bailón e Isabel Jubera, eran campesinos muy piadosos. De niño ya dio muestras de su gran devoción a la Eucaristía. Desde los 17 hasta los 24 años fue pastor de ovejas.

— Pastor de ovejas y devoto de la Eucaristía

Decía el dueño de la finca en el que Pascual trabajaba como pastor, que el mejor regalo que le podía ofrecer era permitirle asistir entre semana a la misa. Desde los campos donde cuidaba las ovejas, Pascual alcanzaba a ver la torre del pueblo y de vez en cuando se arrodillaba a adorar el Santísimo Sacramento. En aquellos tiempos era costumbre dar un toque de campanas al elevar la hostia en la misa. Cuando Pascual oía la campana, se arrodillaba mirando hacia el templo y adoraba a Jesucristo presente en la Santa Hostia. El único libro que leía era el devocionario, que llevaba siempre consigo mientras pastoreaba.

— Religioso franciscano

A los 24 años pidió ser admitido entre los franciscanos. Al principio le negaron la entrada por su poca instrucción. Finalmente fue admitido como hermano lego en los frailes franciscanos de la reforma alcantarina. Sus responsabilidades fueron las más humildes: portero, cocinero, mandadero, barrendero.

El hermano Pascual se distinguía por su gran amor a Jesús en la Eucaristía. Los ratos que tenía libre los dedicaba a adorar de rodillas con los brazos en cruz a Jesús Sacramentado. Por las noches pasaba horas ante el Santísimo Sacramento. Cuando los demás se iban a dormir, él se quedaba rezando ante el altar. Y por la madrugada, varias horas antes de que los demás religiosos llegaran a la capilla a orar, ya estaba allí el hermano Pascual adorando al Señor.

Un día un religioso vio a Pascual danzando ante un cuadro de la Sma. Virgen y diciéndole: "Señora: no puedo ofrecerte grandes cualidades, porque no las tengo, pero te ofrezco mi danza campesina en tu honor".

Pascual compuso oraciones al Santísimo Sacramento. El arzobispo san Luis de Rivera dijo al leerlas: "Estas almas sencillas sí que se ganan los mejores puestos en el cielo. Nuestras sabidurías humanas valen poco si se comparan con la sabiduría divina que Dios concede a los humildes".

Durante un viaje por Francia, defendió con éxito el dogma de la presencia real contra las blasfemias de un predicador calvinista y escapó de la muerte a manos una turba de hugonotes.

Gentes de toda condición buscaban sus consejos y mantenía amistad con personajes de eminente santidad.

Pascual fue beatificado en 1618 y canonizado en 1690. Su culto floreció sobre todo en su tierra natal y en el sur de Italia y se difundió ampliamente en América española central y del sur.

En su carta apostólica Providentissimus Deus, Leo XIII declaró a San Pascual protector de los congresos y asociaciones eucarísticos.

Su fiesta se celebra el 17 de mayo.

Normalmente es representado adorando la Sagrada Forma. En muchos lugares es patrón de cocineros y pasteleros.

No hay comentarios: