lunes, 13 de febrero de 2017

Génesis 4,1-15.25: Caín y Abel

Génesis 4,1-15.25
Lunes de la 6 Semana del Tiempo Ordinario, Año I

El hombre se llegó a Eva; ella concibió, dio a luz a Caín, y dijo:
— He adquirido un hombre con la ayuda del Señor.
Después dio a luz a Abel, el hermano. Abel era pastor de ovejas, mientras que Caín trabajaba en el campo. Pasado un tiempo, Caín ofreció al Señor dones de los frutos del campo, y Abel ofreció las primicias y la grasa de sus ovejas. El Señor se fijó en Abel y en su ofrenda, y no se fijó en Caín ni en su ofrenda, por lo cual Caín se enfureció y andaba abatido. El Señor dijo a Caín:
— ¿Por qué te enfureces y andas abatido? Cierto, si obraras bien, estarías animado; pero, si no obras bien, el pecado acecha a la puerta; y, aunque viene por ti, tú puedes dominarlo.
Caín dijo a su hermano Abel:
— Vamos al campo.
Y, cuando estaban en el campo, Caín atacó a su hermano Abel y lo mató. El Señor dijo a Caín:
— ¿Dónde está Abel, tu hermano?
Respondió Caín:
— No sé; ¿soy yo el guardián de mi hermano?
El Señor le replicó:
— ¿Qué has hecho? La sangre de tu hermano me está gritando desde la tierra. Por eso te maldice esa tierra que ha abierto sus fauces para recibir de tus manos la sangre de tu hermano. Aunque trabajes la tierra, no volverá a darte su fecundidad. Andarás errante y perdido por el mundo. Caín contestó al Señor:
— Mi culpa es demasiado grande para soportarla. Hoy me destierras de aquí; tendré que ocultarme de ti, andando errante y perdido por el mundo; el que tropiece conmigo me matará.
El Señor le dijo:
— El que mate a Caín lo pagará siete veces.
Y el Señor puso una señal a Caín para que, si alguien tropezase con él, no lo matara. Adán se llegó otra vez a su mujer, que concibió, dio a luz un hijo y lo llamó Set, pues dijo:
— El Señor me ha dado un descendiente a cambio de Abel, asesinado por Caín.

No hay comentarios: