sábado, 3 de marzo de 2018

Juan 2:13-25: Expulsión de los vendedores del templo

Juan 2:13-25 (Cf. Mt 21,12-17; Mc 11,15-19; Lc 19,45-46)

Domingo de la 3 Semana de Cuaresma, Ciclo B
9 de noviembre: Dedicación de la Basilica de Letrán (Jn 2,13-22)

2:13 Se acercaba la Pascua de los judíos. Jesús subió a Jerusalén
2:14 y encontró en el Templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas y a los cambistas sentados delante de sus mesas.
2:15 Hizo un látigo de cuerdas y los echó a todos del Templo, junto con sus ovejas y sus bueyes; desparramó las monedas de los cambistas, derribó sus mesas
2:16 y dijo a los vendedores de palomas: "Saquen esto de aquí y no hagan de la casa de mi Padre una casa de comercio".
2:17 Y sus discípulos recordaron las palabras de la Escritura: El celo por tu Casa me consumirá.
Anuncio de la resurrección de Jesús
2:18 Entonces los judíos le preguntaron: "¿Qué signo nos das para obrar así?"
2:19 Jesús les respondió: "Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar".   
2:20 Los judíos le dijeron: "Han sido necesarios cuarenta y seis años para construir este Templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?"
2:21 Pero él se refería al templo de su cuerpo.
2:22 Por eso, cuando Jesús resucitó, sus discípulos recordaron que él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en la palabra que había pronunciado.
2:23 Mientras estaba en Jerusalén, durante la fiesta de Pascua, muchos creyeron en su Nombre al ver los signos que realizaba.
2:24 Pero Jesús no se fiaba de ellos, porque los conocía a todos
2:25 y no necesitaba que lo informaran acerca de nadie: él sabía lo que hay en el interior del hombre.

SOBRE EL MISMO TEMA:
Claves de lectura
El verdadero templo
El culto al dinero
Jesús expulsa a los vendedores del templo  

No hay comentarios: