miércoles, 22 de agosto de 2018

La Realeza de María

Coronación de María
Templo de la Sagrada Familia, Barcelona (España)

La razón por la que la Virgen María es Reina se fundamenta teológicamente en su divina maternidad y en su función de ser coloborara en la salvación del género humano.

a) Por su divina maternidad: 

Es el fundamento principal, mostrando su intimidad con el Padre y la une a su divino Hijo, que es Rey universal.

En la Escritura se dice del Hijo que la Virgen concebirá: "Hijo del Altísimo será llamado y a Él le dará el Señor Dios el trono de David su padre y en la casa de Jacob reinará eternamente y su reinado no tendrá fin" (Lc 1,32-33).

A María se le llama "Madre del Señor" (Lc. 1,43); de donde fácilmente se deduce que ella es también Reina, pues engendró un Hijo que era Rey y Señor de todas las cosas. Así, pudo escribir san Juan Damasceno: "Verdaderamente fue Señora de todas las criaturas cuando fue Madre del Creador" (cit. en la Enc. Ad coeli Reginam, de Pío XII, 11-X-1954).

b) Por ser colaboradora en la obra de salvación del género humano:

La Virgen María, por voluntad de Dios, participó en nuestra salvación; en consecuencia, así como Cristo es Rey, al precio de su Sangre, también María es Reina al precio de su compasión dolorosa junto a la Cruz.

"La Beatísima María debe ser llamada Reina, no sólo por ra-zón de su Maternidad divina, sino también porque cooperó íntimamente a nuestra salvación. Así como Cristo, nuevo Adán, es Rey nuestro no sólo por ser Hijo de Dios sino tam-bién nuestro Redentor, con cierta analogía, se puede afirmar que María es Reina, no sólo por ser Madre de Dios sino tam-bién, como nueva Eva, porque fue asociada al nuevo Adán" (cfr. Pío XII, Enc, Ad coeli Reginam).

SOBRE EL MISMO TEMA  

No hay comentarios: