domingo, 19 de agosto de 2018

Efesios: 1,1-14: El Plan de Salvación

Saludo inicial
1:1 Pablo, Apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, saluda a los santos que están en Éfeso y que creen en Cristo Jesús.
1:2 Llegue a ustedes la gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.

EL MISTERIO DE CRISTO Y DE LA IGLESIA

El plan de salvación
1:3 Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bienes espirituales en el cielo,
1:4 y nos ha elegido en él, antes de la creación del mundo, para que fuéramos santos e irreprochables en su presencia, por el amor.
1:5 Él nos predestinó a ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad,
1:6 para alabanza de la gloria de su gracia, que nos dio en su Hijo muy querido.
1:7 En él hemos sido redimidos por su sangre y hemos recibido el perdón de los pecados, según la riqueza de su gracia,
1:8 que Dios derramó sobre nosotros, dándonos toda sabiduría y entendimiento.
1:9 Él nos hizo conocer el misterio de su voluntad, conforme al designio misericordioso que estableció de antemano en Cristo,
1:10 para que se cumpliera en la plenitud de los tiempos: reunir todas las cosas, las del cielo y las de la tierra, bajo un solo jefe, que es Cristo.
1:11 En él hemos sido constituidos herederos, y destinados de antemano —según el previo designio del que realiza todas las cosas conforme a su voluntad—
1:12 a ser aquellos que han puesto su esperanza en Cristo, para alabanza de su gloria.
1:13 En él, ustedes, los que escucharon la Palabra de la verdad, la Buena Noticia de la salvación, y creyeron en ella, también han sido marcados con un sello por el Espíritu Santo prometido.
1:14 Ese Espíritu es el anticipo de nuestra herencia y prepara la redención del pueblo que Dios adquirió para sí, para alabanza de su gloria.

No hay comentarios: