martes, 14 de septiembre de 2010

La fe del centurion: "Ni siquiera en Israel he encontrado una fe tan grande".




















Cuando terminó de hablar al pueblo, Jesús entró en Capernaúm. Había allí un centurión, cuyo siervo, a quien él estimaba mucho, estaba enfermo, a punto de morir. Como oyó hablar de Jesús, el centurión mandó a unos dirigentes de los judíos a pedirle que fuera a sanar a su siervo. Cuando llegaron ante Jesús, le rogaron con insistencia:
— Este hombre merece que le concedas lo que te pide: aprecia tanto a nuestra nación, que nos ha construido una sinagoga.
Así que Jesús fue con ellos. No estaba lejos de la casa cuando el centurión mandó unos amigos a decirle:
— Señor, no te tomes tanta molestia, pues no merezco que entres bajo mi techo. Por eso ni siquiera me atreví a presentarme ante ti. Pero con una sola palabra que digas, quedará sano mi siervo. Yo mismo obedezco órdenes superiores y, además, tengo soldados bajo mi autoridad. Le digo a uno: "Ve" , y va, y al otro: "Ven" , y viene. Le digo a mi siervo: "Haz esto" , y lo hace.
Al oírlo, Jesús se asombró de él y, volviéndose a la multitud que lo seguía, comentó:
Les digo que ni siquiera en Israel he encontrado una fe tan grande.
Al regresar a casa, los enviados encontraron sano al siervo.
(Lunes de la XXIV Semana del Tiempo Ordinario, Lucas 7:1-10)

"Les digo que ni siquiera en Israel he encontrado una fe tan grande". Creia el centurion en las promesas que Dios habia hecho a Abraham? Seguramente, no. Creia el centurion que Israel era el pueblo escogido por Dios para salvar a todas las naciones? Seguramente, no. Creia el centurion en la profecias de Isaias, Jeremias, Ezequiel, Amos...? Seguramente, no. Creia el centurion que la circuncision era un mandato divino? Seguramente, no. Creia el centurion en los privilegios de las tribus de Levi y Juda? Seguramente, no. Creia el centurion que los sacerdotes del templo de Jerusalen eran los unicos que podian ofrecer sacrificios a Dios? Seguramente, no. Creia el centurion que Moises era el legislador mas grande? Seguramente, no.
 
Entonces, por que Jesus dice?: "No he encontrado en Israel una fe tan grande".
 
No llegamos a comprender el escandalo de las palabras de Jesus si perdemos de vista la situacion politica por la que atraviesa Israel en ese momento. Israel es un territorio ocupado por los romanos y el centurion es un representante del poder enemigo. La situacion es tan dramatica que los romanos tienen apostada una guarnicion de soldados frente al templo de Jerusalen para evitar posibles conatos de rebelion.
 
Creer que el centurion es un "amigo de los judios" (tal vez en proceso de conversion, como algunos han querido ver) porque "nos ha construido una sinagoga", es tener una vision muy reducida de lo que estaba pasando en Israel por aquellos dias. Para entender el alcance de la frase de Jesus hay que saber que el Evangelio de Lucas se escribio despues de la destruccion del templo de Jerusalen por el ejercito romano.
 
Pero, es mas, Jesus no se compadece del centurion porque "es amigo de nuestro pueblo y nos ha construido una sinagoga", sino por la fe que demuestra tener al pedirle ese favor. Por eso, esta pregunta es muy importante: cual es la fe del centurion?
 
La fe del centurion es la de una persona que sufre porque un esclavo suyo esta gravemente enfermo, sufriendo, a punto morir. Este centurion ha odio hablar del profeta de Galilea, de sus prodigios y milagros, de su compasion por los leprosos, ciegos, cojos, prostitutas... Y, en su desesperacion, llama a todas las puertas: ha ido a ver a los dirigentes judios pidiendoles un favor. Este centurion se sirve de intermediarios no para evitar mancillar su dignidad sino porque reconoce las repercusiones que puede tener para Jesus semejante colaboracion. El mismo se pone en evidencia llamando a la puerta de los judios.
 
Pues bien, de un pagano romano Jesus dice: "Ni siquiera en Israel he encontrado una fe tan grande".