sábado, 10 de mayo de 2014

10 de mayo: San Juan de Ávila, por Celestino Hueso, S.F.



No era de Ávila, era de Almodóvar del Campo pero todo su trabajo apostólico lo realizó en Andalucía, especialmente en Córdoba, Granada y Baeza.

San Juan de Ávila iba para picapleitos pero un franciscano le convenció que lo suyo era la filosofía y la teología. Y la santidad también porque ya el día de su ordenación sacerdotal la celebró comiendo con doce pobres.

Enseguida marchó a Córdoba, invitado por el obispo, allí conoció a Fray Luis de Granada y se dedicó a organizar misiones por los pueblos y a fundar colegios para la formación del clero.

El arzobispo de Granada le llamó también para que le ayudara a fundar la universidad y allí, con su predicación, consiguió la conversión de San Juan de Dios, que tanto bien hizo en esa ciudad.

Pero su obra más famosa fue la fundación de la universidad de Baeza, que consiguió poner entre las punteras de la época.

Fue acusado de hereje injustamente por lo que le tocó vivir el calvario de la cárcel que él aprovechó para escribir la parte más importante de su doctrina.

Finalmente, sintiéndose enfermo, se retiró a Montilla donde murió en 1569, había fundado tres universidades y once colegios y repartido su sabiduría y santidad por nuestra querida Andalucía.

No hay comentarios: