domingo, 21 de abril de 2013

VOCABULARIO RELIGIOSO: Obispo


Del griego epi: sobre; y skopos, skopein: vigilar, inspeccionar. Etimológicamente significa: guardian, inspector, supervisor o superintendente. Desde este punto de vista, el obispo es la persona encargada del control y vigilancia del cumplimento de las leyes de la Iglesia en su diócesis.

En el siglo II san Ignacio de Antioquía escribe sobre el ministerio del obispo como sucesor de los apóstoles y guía de la Iglesia.

A lo largo de los años, el Magisterio de la Iglesia ha ido respondiendo a las necesidades de los tiempos. Por ello, en la consagración episcopal los obispos reciben la función de santificar, enseñar y regir, que sin embargo solo pueden ejercer en comunión con el Papa y con los miembros del colegio episcopal”. (C.D.C. c.375 §1 y 2).

El obispo diocesano u ordinario es aquel que está a cargo de una diócesis.
El obispo auxiliar es el asignado a un obispo ordinario para que le ayude en el gobierno de la diócesis.
El obispo titular tiene el título de una diócesis que existió en el pasado y ahora sólo existe en título; es normalmente obispo auxiliar de un obispo diocesano o arzobispo.
El obispo coadjutor es el obispo auxiliar de un obispo diocesano, con derecho a sucesión.
El obispo preconizado es aquél que ha sido nombrado por el Papa pero todavía no ha sido ordenado o tomado posesión del gobierno de su diócesis.
Obispo emérito: emérito es quien se ha retirado de un empleo o cargo y disfruta algún premio por sus buenos servicios; por tanto, obispo emérito es un obispo retirado que disfruta de una serie de ayudas de su antigua diócesis. Los obispos tienen que presentar la dimisión el mismo día que cumplen 75 años.

— Ministerios del obispo

Enseñar: El obispo predica y enseña a través de sus homilías, pero también por medio de cartas pastorales y por el contacto con los diversos sectores de la diócesis.

Santificar: El obispo es el principal administrador de los ministerios sagrados entre los fieles.

Regir: El obispo debe guiar a los fieles en la caridad inspirándose en las figuras del pastor y el siervo.

— Símbolos del obispo

Mitra: representa la dignidad episcopal y es signo de las virtudes que deben resplandecer en este ministerio.

Anillo: representa el compromiso del Obispo con su Diócesis, símbolo de amor esponsal de Cristo por su Iglesia.

Heráldica: es tradición que los obispos tengan su propio escudo. Los obispos confeccionan su escudo con simbolismos que indican su ideal de vida, y hacen referencia a hechos o experiencias pasadas, o a elementos vinculados a su programa episcopal.

Solideo: del latín solus, solo, y Deo, a Dios. Es de color violeta y simboliza la protección de Dios y la dedicación solo a Dios.

Báculo: simboliza el pastoreo que realiza entre los fieles.

Cruz pectoral: es la manifestación externa de la consagración a Cristo y a su Iglesia.

— Cualidades que debe tener un obispo

Siguiendo los consejos paulinos a Timoteo, el Código de Derecho Canónico de 1983 establece a través del canon 378 que los candidatos al episcopado sean:

- Sólidos en su fe, buenas costumbres, piedad, celo por las almas, sabiduría, prudencia y virtudes humanas, y dotado de las demás cualidades que le hacen apto para ejercer el oficio de que se trata.
- De buena fama.
- De, al menos, treinta y cinco años.
- Ordenado presbítero al menos cinco años antes.
- Doctor, o al menos licenciado, en Sagrada Escritura, teología o derecho canónico por un instituto de estudios superiores aprobado por la Sede Apostólica, o al menos experto en esas disciplinas.

Sin embargo, el juicio definitivo sobre la idoneidad del candidato corresponde al pontífice.

— Sínodo de obispos

El Sínodo de Obispos es una asamblea de Obispos escogidos de las distintas regiones del mundo, que se reúnen para fomentar la unión entre el Romano Pontífice y los Obispos. Ayudan al Papa con sus consejos para la integridad y mejora de la fe, las costumbres, y la conservación y fortalecimiento de la disciplina eclesiástica, y estudiar las cuestiones que se refieren a la acción de la Iglesia en el mundo.

Fue creado por el Papa Pablo VI el 15 de Setiembre de 1965 con el Motu Propio Apostolica Sollicitudo, se aprobó su Reglamento el 8 de Diciembre de 1966, que fue ampliado en los años 1969, 1971 y 1974."

El sínodo depende directamente del Papa, quien tiene la autoridad de designar la agenda, llamar a sesión y dar a los miembros autoridad de deliberar y aconsejar. El Papa se guarda el derecho de elegir al Secretario General, Secretarios Especiales y hasta el 15% del total de los miembros.

No hay comentarios: