jueves, 23 de agosto de 2018

4,10-20: Agradecimiento de Pablo por la ayuda recibida

Agradecimiento de Pablo por la ayuda recibida
4:10 Yo tuve una gran alegría en el Señor cuando vi florecer los buenos sentimientos de ustedes con respecto a mí; ciertamente los tenían, pero les faltaba la ocasión de demostrarlos.
4:11 No es la necesidad la que me hace hablar, porque he aprendido a hacer frente a cualquier situación.
4:12 Yo sé vivir tanto en las privaciones como en la abundancia; estoy hecho absolutamente a todo, a la saciedad como al hambre, a tener de sobra como a no tener nada.
4:13 Yo lo puedo todo en aquel que me conforta.
4:14 Sin embargo, ustedes hicieron bien en interesarse por mis necesidades.
4:15 Y ya saben, filipenses, que al comienzo de la evangelización, cuando dejé Macedonia, ninguna otra Iglesia me ayudó pecuniariamente. Ustedes fueron los únicos
4:16 que cuando estaba en Tesalónica, en dos ocasiones me enviaron medios para asistirme en mis necesidades.
4:17 No es que yo busque regalos; solamente quiero darles la ocasión de que ustedes se enriquezcan cada vez más delante de Dios.
4:18 Por el momento, tengo todo lo necesario y más todavía. Vivo en la abundancia desde que Epafrodito me entregó la ofrenda de ustedes, como perfume de aroma agradable, como sacrificio aceptable y grato a Dios.
4:19 Dios colmará con magnificencia todas las necesidades de ustedes, conforme a su riqueza, en Cristo Jesús.
4:20 A Dios, nuestro Padre, sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

4,21-23: Saludos y despedida
4:21 Saluden a cada uno de los santos en Cristo Jesús. Los hermanos que están conmigo los saludan a ustedes.
4:22 Reciban el saludo de todos los santos, especialmente los de la casa imperial.
4:23 La gracia del Señor Jesucristo esté con ustedes.

No hay comentarios: